info@bankava.com
910052207

Diferencia entre préstamo personal y póliza de crédito

Estos productos bancarios tienden a ser confundidos en ocasiones, eligiendo el menos adecuado para nuestro objetivo. Por ello, desde Bankava hemos decidido detallar las características de cada uno.

 

PRÉSTAMO PERSONAL

El préstamo personal es un tipo de producto financiero donde el solicitante pide una cantidad de dinero a una entidad financiera o prestamista, comprometiéndose este solicitante a devolver dicha cantidad prestada junto al pago de unos intereses derivados por solicitar el préstamo.

La devolución del capital del préstamo, es decir, la cantidad prestada más el pago de los intereses, es realizado mediante el cargo de unas cuotas periódicas, que generalmente son cobradas mensualmente.

Como se puede observar, es muy similar a las hipotecas, dado que a simple vista, los dos son tipos de préstamos donde la entidad financiera te presta dinero para adquirir un producto. No obstante, cuando se pide el préstamo personal suele ser para solicitar cantidades inferiores que para las que se pide en la hipoteca. A su vez, la hipoteca va destinada a la adquisición de una vivienda (en la mayoría de las ocasiones), mientras que el préstamo personal tiene como destino la compra de un coche, algunos bienes, reformas, estudios, viajes, etc.

Como se ha citado anteriormente, el solicitante se compromete a la devolución de la cantidad prestada y al pago de los intereses. Así, si nos conceden un préstamo personal y llegado el momento entramos en morosidad, al dejar de pagar las cuotas de forma continuada y sin previsión de remontar los pagos, el prestamista o entidad financiera nos lo reclamará dando de alta este impago en el sistema, el cual nos perseguirá siempre hasta su resolución.

PRODUCTOS QUE ACOMPAÑAN AL PRÉSTAMO PERSONAL

Como ocurre en las hipotecas, a la hora de solicitar un préstamo personal, la entidad financiera puede incluir productos que acompañen a éste, quedando condicionados. Incluir estos productos no es obligado por ley, pero en ocasiones pueden bajar el tipo de interés aunque también encarecen la operación por las comisiones que presentan.

Estos productos pueden ser: domiciliación de nómina, seguro de vida, seguro de protección de pagos, seguro de auto (en caso que se financie un vehículo), contratación de tarjetas, plan de pensiones, etc. Cada Entidad Financiera tiene un protocolo diferente, en todo caso, dependerá de la capacidad de negociación del cliente y el comercial del banco.

COSTES DEL PRÉSTAMO PERSONAL

Cuando se solicita un préstamo, como cualquier otro producto bancario, lleva consigo una serie de comisiones. El principal es el interés aplicable que se va pagando con la cuota periódica, donde también se encuentra la devolución del préstamo. Por lo tanto, la cuota está compuesta por el interés a pagar y por parte del capital a devolver.

Ese interés a paga se denomina tipo de interés nominal, y el banco lo cobra como pago por prestar ese capital. El tipo de interés es la suma del porcentaje acordado por contrato, más un diferencial que se aplica sobre el capital prestado. Ese diferencial es un porcentaje variable, lo que deriva en que cada vez que se revisa el mismo, el interés que se aplica puede aumentar o disminuir. En muchas ocasiones se utiliza un índice diferente al Euríbor (el Euribor es el más común), arrastrando un tipo de interés mucho más alto.

Además del tipo de interés nominal, el préstamo suele ir acompañado por el cobro de una serie de comisiones, la de apertura, estudio y cancelación son las más comunes y aparecen prácticamente siempre que se solicita este producto. No obstante, pueden aparecer otras comisiones que tengan otra razón de cobro.

A su vez, junto al tipo de interés y las comisiones, también encontramos como gastos del préstamo los productos que le acompañen, citados en el epígrafe anterior. Y por último los gastos de notaría.

Por último encontramos la TAE, este es el acrónimo de tasa anual equivalente. La TAE no es otro gasto más que lleve aparejado este producto, sino que se trata de un complejo cálculo que engloba el tipo de interés nominal y las comisiones. Por lo tanto, la TAE nos refleja el coste total de la solicitud del préstamo, sin contar los productos que acompañen a éste.

Es por ello, que a la hora de contratar un préstamo no es tan importante fijarse solo en el tipo de interés, ya que nos puede hacer creer que es más barato un préstamo con un tipo de interés mayor que otro, pudiendo ser más barato ese otro al comparar la TAE. Así, desde Bankava recomendamos que a la hora de contratar un  préstamo se tenga especial atención en el TAE y en los productos que habrá que contratar para acceder al préstamo.

 

PÓLIZAS DE CRÉDITO

Una póliza de crédito es un tipo de préstamo destinado a la actividad empresarial y profesional, excluyendo a los particulares, donde el banco cede una cantidad de dinero destinada a tesorería, cubrir la diferencia entre ingresos y compromisos de pago. Por lo tanto, la póliza tiene como fin el hacer frente a pagos cuando no tenemos la liquidez suficiente para satisfacer los mismos.

No obstante, la cantidad no se paga en cuotas como el préstamo, sino que cuando se llega al final de la vida de la póliza, que normalmente es un año, el contrato debe contener el total del capital que la entidad puso a disposición del deudor. Es decir, cuando llegue la fecha marcada en el contrato como final la póliza, la cuenta donde se encuentra la póliza debe contener el total del dinero que nos prestó la entidad financiera.

Este producto es muy interesante para las empresas aunque también un producto peligroso. Desde Bankava recomendamos que se tenga presente lo que se dispone de la póliza y lo que queda en la misma en todo momento. Además recomendamos que se vaya devolviendo el dinero poco a poco en la medida de lo posible, antes de su vencimiento. Existen muchos casos en que el deudor no puede restablecer la póliza al completo en su vencimiento, negociando la renovación con el banco, detectando la sucursal bancaria la necesidad por parte del cliente de esta renovación. Por ello, aprovechan para presionar la subida de precios y condicionar a la contratación de otros productos de interés para la Entidad. El cliente se encuentra acorralado y aparecen las cláusulas abusivas.

La forma más eficaz de usar una póliza  es tener presente lo que se saca de la misma y justo cuando lleguen los ingresos, devolver lo extraído de ésta. Vamos a proceder a explicarlo con un ejemplo:

  • Juan tiene una empresa de montaje y venta de piezas para máquinas industriales. Con cierta frecuencia, su empresa presenta pequeños desajustes en tesorería, que derivan del modo en que obtiene sus ingresos, ya que sus clientes le pagan de forma fraccionada, provocando que en determinados momentos no cuente con suficiente liquidez para hacer frente a los gastos. Cuando se le presenta este problema, Juan acude a su póliza para extraer de la misma el capital que le falta. Tras ello, cuando la empresa obtiene los ingresos esperados, inmediatamente Juan ingresa el total de capital que extrajo de la póliza de crédito

PRODUCTOS VINCULADOS A LA PÓLIZA DE CRÉDITO

Este caso es igual que en los préstamo personales.

COSTES DE LA PÓLIZA DE CRÉDITO

El primer coste que tiene una póliza de crédito es el tipo de interés, este a diferencia del préstamo o de la hipoteca, generalmente es fijo, por lo que no se le aplica un diferencial.

Este interés se aplica cuando llega el periodo de liquidación. Cuanto mayor sea éste más barata será la póliza, siendo el periodo de liquidación mensual el más caro.

El tipo de interés se aplica llegada la fecha prevista en el contrato, calculando las disposiciones e ingresos que se realicen en la póliza durante este periodo.

Habrá que tener en cuenta también las comisiones.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

SUSCRÍBETE AL GRUPO

Te mantendremos informad@ de nuevos grupos de subastas y novedades financieras




SÍGUENOS

FACEBOOK
TWITTER
YOUTUBE
LINKEDIN

CONTÁCTANOS

Dirección: C/Río Guadajoz, S/N
14014 - Córdoba
Teléfono: 910052207
Email: info@bankava.com

CÓMO FUNCIONA

PREGUNTAS

Proyecto impulsado